Un vistazo al pasado

fotografos-profesionales-cdmx

Tengo una tía que cumplió 100 años. Sí, leíste bien, y sí también sé que piensas que son un montón de años, lo cual es cierto. Pusieron un vídeo que pasaban todos los cambios de tecnología, cambios industriales, de presidentes y de otras muchas cosas que habían ido evolucionando desde su nacimiento hasta la actualidad.

No sabes lo impresionado que quedaron todos los que allí estaban invitados. Era difícil de creer que antes para tomar una fotografía profesional tenías que emplear a tantas personas, tantos instrumentos, y tanta elaboración. Que solamente pocas clases sociales eran las que podían acceder a este privilegio. Hoy en día esto hasta chiste parece, las nuevas generaciones ya ni podrán concebir de lo que ahora les estoy hablando.

En este festejo había fotógrafos profesionales CDMX por doquier, cabinas en las que se hacían flipbooks o pequeños vídeos que en cuestión de minutos ya podrías tener procesado, e impreso al alcance de tu mano. ¡Ya todo es demasiado sencillo!

Ya cualquiera puede ser fotógrafos profesionales CDMX, tomarse una selfie, o retratar un momento que no se quiere olvidar en cuestión de segundos. Se ha convertido casi en una necesidad para las nuevas generaciones el estar actualizando sus perfiles, capturando cada instante de sus vidas para después compartirlo.

Es impresionante cuantos cambios ha habido en este lapso, y el asombroso crecimiento que hemos tenido como sociedad. Es por eso que ahora también la publicidad ha cambiado, invitándote a que vivas el momento en lugar de solamente retratarlo. Yo creo que como todo en la vida debe haber un balance, porque a pesar de que se debe disfrutar de la vida y no solo contarla, también es increíble encontrar una fotografía de años atrás y visualizar realmente cómo eras, con quién te llevabas, para darte cuenta de los cambios que has tenido.

Ya tenemos a la vuelta de la esquina miles de opciones para tomar una fotografía, Canon, Sony, Nikon, Samsung, y la lista podría continuar. Ya está al alcance de todos nosotros el poder preservar esos molestos instantes que no siempre puedes confiar que tu memoria podrá guardar. Hay que estar agradecidos a nuestros antecesores por todos estos descubrimientos, y ver con qué nos seguirá sorprendiendo la sociedad, porque ya hasta casas inteligentes hay. No sé qué nos espera en los siguientes diez años.

¿A ti qué cambio te gustaría?, o ¿qué estás esperando? Pon tus comentarios e ideas aquí abajo. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *